Arayes de carne y queso

en

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 kg. de carne picada
  • 150 gr. de queso rallado
  • 8 tortas de trigo
  • 1 cda de especias baharat
  • Salsa perrins
  • Sal y aceite de oliva

En casa nos encanta la comida siria, siempre que vamos a Madrid nos pasamos una tarde por alguna de las teterías del centro para comer o cenar tranquilamente y disfrutar de algunos de los platos que prepararan. Pero entre medias se echan de menos por las tierras norteñas, así que decidí experimentar para poder tenerlos en casa. Los arayes son una especie de quesadilla típica de las zonas de Líbano, Siria, Palestina... preparadas normalmente en la plancha. Tradicionalmente se preparan con panes de pita rellenos de carne especiada y quesos suaves. 

Elaboración

En una sartén con aceite de oliva vamos pochando la cebolla y el ajo picados finos a fuego lento. Añadimos la carne y le echamos sal, un poco de salsa perrins y una cucharada de baharat y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que la carne esté hecha.

En otra sartén echamos un poco de aceite y ponemos una torta de trigo. Sobre ella echamos queso rallado y esperamos un minuto a que coja calor para que se derrita un poco. Sobre el queso añadimos un poco de carne y volvemos a espolvorear con queso rallado. Colocamos otra torta de trigo y le damos la vuelta con cuidado para que no se nos caiga la carne. Puedes ayudarte con dos espátulas o con un plato a modo de tortilla de patatas si te resulta más cómodo. Dejamos de nuevo al fuego unos minutos para que el queso se termine de derretir.

Servimos en un plato cortado en cuartos y acompañada con salsa de yogur, ajo y menta y salsa de tomate especiado con albahaca.

Consejos

El baharat es una mezcla de especias que se usa para preparar tradicionalmente los kebabs. Puedes encontrarla ya preparada en muchas tiendas de especias o bien hacerla a tú gusto en casa. Suele llevar clavo en polvo, comino, jengibre, cardamomo, nuez moscada, pimienta negra, canela y semillas de cilantro. En algunos casos se le añade pimentón, cebolla o cúrcuma.

El tipo de queso es un poco al gusto, pero lo suyo es usar un queso de sabor suave que se derrita fácilmente, tipo mozzarella o incluso un cheddar si queréis que resalte un poco más. No es bueno ir a un queso demasiado sabroso porque se comería el sabor de la carne.

La carne tradicionalmente es de cordero, pero podéis usar otras carnes. En mi caso he cogido ternera asturiana, pero se puede hacer incluso con pavo o pollo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *