Pastel de calabaza

Hoy es Samhain, la celebración del año nuevo celta que más tarde dio lugar a la fiesta que los irlandeses llevaron a Estados Unidos, esa que está tan de moda y que parece que los americanos han inventado y exportado al resto del mundo. El caso es que, ya que es una tradición nuestra, yo sigo prefiriendo preparar un gran banquete en honor a los difuntos para recordarlos en el día en el que el velo entre vivos y muertos es más fino (o al menos eso decían los celtas) y disfrutar de la celebración con los amigos.
El festín suele contar con un buen asado de cerdo, vino especiado o hidromiel y otros manjares propios de las fechas otoñales como puede ser la calabaza. Y qué mejor manera de comer calabaza que en forma de pastel, uno ligero y fácil de cocinar que siempre triunfa.

Chicken and mushrooms pie

Ésta es una de esas recetas que me trae recuerdos del tiempo que pasé en Inglaterra. La cocina inglesa no es la mejor del mundo ni la más variada, pero sus pasteles de carne son una delicia fácil de hacer y que merece la pena probar.