Lussekatter, bollos de Santa Lucía

El día de Santa Lucía, 13 de diciembre, la noche más larga, es una festividad importante en Suecia. Durante esa noche una procesión de muchachas vestidas de blanco y con candelabros sobre las cabezas a modo de coronas, de chicos adornados con estrellas doradas y de niños vestidos como duendecillos pasea por la ciudad para llevar luz a una noche oscura. Las niñas reparten unos bollos tradicionales preparados con azafrán y cardamomo junto con galletas de jengibre a la gente que va a ver la procesión. La festividad proviene de finales de la Edad Media pero parece beber de tradiciones incluso anteriores.
Será porque me llamo Lucía y en mi casa siempre se han celebrado los santos, pero esta tradición me gustó y un día decidí probar a hacer estos bollos de azafrán y cardamomo que nos encantaron a todos. Así que merece la pena celebrar la noche más larga del año.

Frixuelos

Es uno de los postres tradicionales más típicos de Asturias y los podéis encontrar en casi cualquier restaurante al que vayáis, pero nada como hacerlos en casa y comerlos recién hechos. Los frixuelos eran (y siguen siendo siempre que tengo tiempo) el postre tradicional del día de Carnaval en mi casa desde… bueno, desde siempre. Son muy sencillos de hacer y pueden hacerse para todos los gustos. Los de mi casa se han preparado siempre con anís, pero puede variarse la receta según los gustos e incluso hacerlos salados para ponerlos como entrante con otro tipo de rellenos.

Rollitos de canela

Los suecos tienen unas costumbres culinarias que han bebido de muchos lugares de Occidente pero también de Oriente, y eso se nota en las especias que añaden a todos sus platos. Los rollitos de canela son un claro ejemplo de ello, no es una receta antigua, sino nacida a partir de la Primera Guerra Mundial, pero que han exportado a medio mundo. Es uno de los postres más famosos de Suecia, hasta le han dedicado un día, el Kanelbullens dag, el 4 de Octubre.
Los rollitos de canela tienen una textura esponjosa y un sabor dulce, pero sobre todo especiado que hay que probar. Sin duda es uno de mis dulces favoritos y un habitual de mi cocina.