Frixuelos

Es uno de los postres tradicionales más típicos de Asturias y los podéis encontrar en casi cualquier restaurante al que vayáis, pero nada como hacerlos en casa y comerlos recién hechos. Los frixuelos eran (y siguen siendo siempre que tengo tiempo) el postre tradicional del día de Carnaval en mi casa desde… bueno, desde siempre. Son muy sencillos de hacer y pueden hacerse para todos los gustos. Los de mi casa se han preparado siempre con anís, pero puede variarse la receta según los gustos e incluso hacerlos salados para ponerlos como entrante con otro tipo de rellenos.

Chicken and mushrooms pie

Ésta es una de esas recetas que me trae recuerdos del tiempo que pasé en Inglaterra. La cocina inglesa no es la mejor del mundo ni la más variada, pero sus pasteles de carne son una delicia fácil de hacer y que merece la pena probar.

Bollos preñaos con picadillo

Si hay una cosa que tiene Asturias es que todo se celebra comiendo y no hay mejor celebración que las espichas, esas comidas al aire libre con mucha sidra, empanadas, bollos preñaos, huevos duros (los que no sois asturianos me miraréis raro leyendo esto, pero es así)… Los bollos preñaos son uno de esos platos maravillosos de la cocina asturiana, perfectos para llevar al campo, de excursión o lo que se precie. Un bocadillo siempre jugoso que aguanta varios días en su punto.

Rollitos de canela

Los suecos tienen unas costumbres culinarias que han bebido de muchos lugares de Occidente pero también de Oriente, y eso se nota en las especias que añaden a todos sus platos. Los rollitos de canela son un claro ejemplo de ello, no es una receta antigua, sino nacida a partir de la Primera Guerra Mundial, pero que han exportado a medio mundo. Es uno de los postres más famosos de Suecia, hasta le han dedicado un día, el Kanelbullens dag, el 4 de Octubre.
Los rollitos de canela tienen una textura esponjosa y un sabor dulce, pero sobre todo especiado que hay que probar. Sin duda es uno de mis dulces favoritos y un habitual de mi cocina.