Rollitos de canela

en

Ingredientes:

 

  • 25 grs. levadura fresca
  • 75 grs. mantequilla ( temperatura ambiente)
  • 300 ml. leche
  • 1/2 cdta. sal
  • 75 grs. azúcar blanco
  • 1 cdta. cardamomo en polvo
  • 550 grs. harina
  • 1 huevo batido para pintar.
 

Para el relleno:

 
  • Mantequilla 
  • Azúcar moreno
  • Canela molida

Los suecos tienen unas costumbres culinarias que han bebido de muchos lugares de Occidente pero también de Oriente, y eso se nota en las especias que añaden a todos sus platos. Los rollitos de canela son un claro ejemplo de ello, no es una receta antigua, sino nacida a partir de la Primera Guerra Mundial, pero que han exportado a medio mundo. Es uno de los postres más famosos de Suecia, hasta le han dedicado un día, el Kanelbullens dag, el 4 de Octubre.

Los rollitos de canela tienen una textura esponjosa y un sabor dulce, pero sobre todo especiado que hay que probar. Sin duda es uno de mis dulces favoritos y un habitual de mi cocina.

Elaboración

Primero tenemos que calentar la leche y la mantequilla. Podemos usar el microondas o un cazo, pero la temperatura de ambas tiene que ser de aproximadamente 37º, ya que si es más alta la levadura se estropeará.

Añadimos la levadura a la leche y la mantequilla y mezclamos bien con una cuchara de madera.

En un bol mezclamos el resto de los ingredientes y formamos un volcán para verter en el centro la mezcla de la leche, mantequilla y levadura para comenzar a amasar. Tenemos que lograr una masa homogénea y elástica.

Dejaremos reposar la masa tapada con un paño hasta que doble su tamaño (aproximadamente hora y media).

Tras el reposo, amasamos un poco la masa de nuevo para desinflarla y con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta formar un rectángulo.

Con ayuda de una brocha, untamos la masa con la mantequilla derretida y espolvoreamos de azúcar moreno y canela.

Enrollamos nuestro rectángulo como si fuese un brazo de gitano y lo cortamos en rodajas. Podéis usar moldes para magdalenas grandes para colocarlos en la bandeja del horno y así evitar que se pegue o bien ponerlos juntos en un molde redondo de tartas previamente engrasado.

Una vez colocados todos, dejamos de nuevo reposar tapados con un paño hasta que vuelva a doblar su volumen (aproximadamente 45 minutos).

Precalentamos el horno a 250º. Pincelamos los rollitos por encima con el huevo y los metemos a hornear durante 8 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *