Donuts al horno

en

Ingredientes:

  • 240 gr. de harina
  • 120 gr. azúcar blanco
  • 40 gr. de azúcar moreno
  • 40 gr. de mantequilla
  • 2 huevos M
  • 160 ml. de leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal

Para decorar:

  • Chocolate negro para fundir
  • Fideos de chocolate de colores...

Mi madre siempre ha sido reacia a la bollería industrial, hasta el punto que creo que el primer donut que probé debió de ser con 15 años y pagado por mí. No es algo que me parezca mal en sí mismo, todas los aditivos y grasas que les meten a los bollos que compras ya preparados dan miedo; pero hay que decir que hoy en día hacer que un niño se críe sin tomar ningún dulce de ese estilo es una pelea difícil. Así que, dado que ahora soy yo la que tiene el difícil papel de madre dictadora que prohibe las cosas buenas, quizás no estaría de más poder hacer alguna de esas en casa para que pueda disfrutar de ellas de vez en cuando y de una manera un poquitín más sana. Si quitamos la parte del bollo frito y del aceite de palma, este bollo es una merienda bastante más saludable. Aún me queda probar a cambiar la mantequilla por aceite de oliva para hacerlo mejor, pero eso para otra ocasión.

Elaboración

Calentamos la mantequilla con la leche en un cazo a fuego lento hasta que se funda por completo. Agregamos el azúcar, las especias y batimos hasta que se integre. Esperamos un poco hasta que se atempere para añadir los huevos y batimos todo junto.

Añadimos la harina tamizada con la levadura y la sal y seguimos batiendo a baja velocidad hasta que se integren por completo.

Ponemos a precalentar el horno a 180º. Engrasamos los moldes para donuts. Con estas cantidades, nos saldrán aproximadamente 16 donuts. Vertemos la masa en una jarra para que sea más sencillo distribuirlo por los moldes y vamos rellenándolos hasta la mitad (no rellenéis de más o tendréis donuts sin agujero). Una vez en los moldes, daremos unos golpecitos a la base para quitar las posibles burbujas de aire que tenga la masa.

Metemos a hornear unos 10 minutos. Si tenemos que meter varias hornadas, dejaremos los donuts restantes cubiertos con un paño para que la masa no se reseque.

Una vez horneados, los donuts se quedarán bastante blanquitos, pero esponjosos. Los sacamos del horno y los dejamos reposar cinco minutos sobre una rejilla antes de desmoldar y una vez desmoldados los dejamos enfriar completamente antes de decorar.

En mi caso los he decorado con chocolate negro para fundir y fideos de colores. Es tan sencillo como derretir en un cuenco al microondas el chocolate y bañarlos con él e inmediatamente espolvorear con los fideos de colores. Después habrá que dejarlos secar sobre la rejilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *